Brinda un espacio de reflexión sobre el papel de los padres y madres de familia en el proceso de formación de los jóvenes, su problemática y soluciones de los mismos, fomentando valores en el primer núcleo de la sociedad para formar “buenos cristianos y honrados ciudadanos”.